Damos gracias a Dios que camina fielmente a nuestro lado y nos sostiene con su gracia. Queremos estar atentos para ESCUCHAR su voz y hacer su voluntad, pues creemos que Él nos va hablando a través las distintas realidades que vivimos. Deseamos que sea un año para crecer en Su amor, haciéndolo vida con nuestro servicio generoso a los hermanos. María, nuestra Madre bondadosa, nos acompañe y nos proteja.


Les recordamos que, en caso de un fenómeno natural o atmosférico seguiremos las directrices del gobierno de Puerto Rico. Cualquier duda o pregunta pueden escribirnos a: administracion@hclmpr.com